Tras 10 días de devastación, Irma se debilita y deja de ser huracán

irma-miamibeach

Irma sigue debilitándose en su avance rumbo al norte junto a la costa suroeste de Florida, donde dejó al menos tres muertos y a más de 3,8 millones de personas sin electricidad. Según informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, el fenómeno se apresta a perder la categoría de huracán y a convertirse en tormenta tropical.

Los 300 kilómetros por hora (km/h) de sus vientos significaron la mayor cifra registrada en el Atlántico abierto. Durante 37 horas el huracán sopló a un mínimo de 290 km/h sin interrupciones. No llegó a la categoría 6 porque, simplemente, tal escala no existe.

Asimismo, el fenómeno generó la segunda mayor Energía Ciclónica Acumulada de la historia registrada, una medida que combina fuerza y duración. “Irma generó tanta energía como toda una temporada normal de huracanes en el Atlántico”, precisó Phil Klotzbach, investigador de la Universidad de Colorado.