Rollandi: “Más de un 40% de los residuos que se generan en el país se disponen en basurales a cielo abierto”

Ricardo-Rollandi

En pos de analizar la política de cierre de basurales que actualmente se está implementando a nivel local dialogamos con Ricardo Rollandi, director ejecutivo de la Asociación para el Estudio de los Residuos Sólidos (ARS). “A fines del año pasado, en el Congreso Mundial de ISWA, en Serbia, la ‘guerra de los basurales’ fue planteado como el tema principal en la materia. Al volver a la Argentina, entusiasmados con esta consigna, firmamos un convenio con el Ministerio de Ambiente de la Nación y otro con el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS)  a fin de involucrar a ambas jurisdicciones en esta lucha”, destacó el especialista.

¿Cuál es el objetivo de esta ‘guerra de los basurales’?, preguntamos a Rollandi.

Apunta a cerrar y eventualmente remediar los mayores 50 basurales a cielo abierto del mundo (que afectan a 64 millones de personas), los cuales representan la mayor problemática del rubro junto con la escasa disposición de las sociedades para generar menos residuos. Estos basurales están distribuidos -por lo general- en países de bajos recursos y en ciudades con gran crecimiento demográfico. En el continente africano, por ejemplo, se detectaron 18 basurales muy importantes. En Asia hay 17. En Latinoamérica, ocho. En el Caribe, cinco. Un caso emblemático es el basural de la ciudad de San Pablo, en Brasil. En definitiva, la política que se está empezando a aplicar en la Argentina, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, es muy necesaria, porque mucha gente muere por los basurales a cielo abierto y la contaminación que generan es sumamente preocupante.

¿Cuáles son los efectos de los basurales sobre la salud de la gente y el medio ambiente?

En aquellos lugares sin sistemas de redes de agua, generan la contaminación de los acuíferos y afectan a quienes toman el agua de pozo. También provocan emanaciones de gases de efecto invernadero (GEI). Hay que tener en cuenta que si no se hiciera nada con los basurales, éstos serían responsables de entre un 8% y un 10% de los GEI emitidos para 2025. En la Argentina estos impactos son particularmente relevantes, ya que más de un 40% de los residuos que se generan se disponen en un basural a cielo abierto (son casi 20.000 toneladas diarias).