Polémica por amparos contra el fracking en Mendoza

00_utah-fracking-energy-plan_28255

Al amparo presentando por la Federación Argentina de Espeleología ante el Gobierno de Mendoza por la utilización del método de fractura hidráulica o “fracking” para la extracción de petróleo en la provincia se sumó otro de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

La organización exige que se declare la inconstitucionalidad y nulidad de dos resoluciones de la DPA por las que se autorizó a la empresa Petrolera El Trébol a explorar y explotar petróleo mediante el método de “fracking” en cuatro pozos situados en las cercanías del humedal de la Laguna Llancanelo.

Esta zona se encuentra a escasos kilómetros de la ciudad de Malargüe y del río Salado que forma parte de la cuenca del río Atuel. Según la FARN, las autorizaciones se otorgaron sin que se realizasen el procedimiento de evaluación de impacto ambiental y las consultas ciudadanas determinadas por la ley.

En defensa de la actividad, el Consejo Empresario Mendocino (CEM) manifestó su “preocupación” por los recursos de amparo presentados. “Mendoza tiene un gran potencial a desarrollar”, dado que “los impulsos de la inclusión y de la inversión deben promoverse, generar mayor crecimiento y elevar el nivel y calidad de vida para todos los habitantes de la provincia”, indicó en un comunicado.

De acuerdo con el CEM, la exploración y explotación por estimulación hidráulica llamada fracking, es un método que se utiliza hace casi 50 años, no solo en la Cuenca Neuquina sino también en la Cuenca Cuyana. “Ninguna actividad particular brindará la solución a todos nuestros problemas de desarrollo”, advirtió.