¿ Hay desinversión ambiental ?

Cuando hablamos de políticas ambientales, siempre surgen dos aristas: si se aplican o si se fiscalizan. Mientras tanto, la excusa es que no se puede invertir en medio ambiente si no se cuenta con una economía estable.

Adicionalmente, estamos en un momento de desinversión ambiental. Así lo demuestra un análisis  sobre el presupuesto nacional que hizo la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), con foco en las inversiones en materia de protección y conservación de los recursos naturales.

Los sectores analizados abarcan los que generan mayor emisión de gases efecto invernadero (GEIs): agricultura, ganadería, silvicultura y otros usos del suelo, así como energía, que incluye al sector transporte.

El análisis realizado por María Marta Di Paola -Directora de investigación de esa institución- arroja como conclusión general que las partidas identificadas como compatibles con el cuidado ambiental, representan tan solo el 0,27% de los gastos presupuestados para el año 2018, mientras que aquellas etiquetadas en la categoría de actividades contrarias alcanzan al 5,36%.

En 2018, por cada peso que se invierte en cuestiones ambientales, se destinan $20 en cuestiones que colaboran en su degradación. Entonces, es evidente que si no mejora la economía ni la inversión en materia de protección y conservación ambiental, seguimos devastando nuestros recursos sin ningún avance.

Para lograr un crecimiento económico sano y limpio, y mantener una buena relación con nuestro entorno, el crecimiento de los beneficios de la producción y comercialización de productos, deben ir acompañados de inversiones que estén constantemente mejorando en todos los procesos de la actividad comercial para reducir la contaminación al mínimo posible. Esto se traduce en apoyo a la investigación, aplicación de las medidas apropiadas, desarrollo y adaptación de nuevas tecnologías para la creación de industrias limpias, etc.

De esta manera, podremos implementar mejores políticas ambientales, con una economía más estable y apuntando hacia un futuro más sustentable.