El mundo reaccionó ante la salida de Trump del Acuerdo de París

A principio del mes de junio el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció a la prensa que Estados Unidos abandonará el Acuerdo de París, alcanzado en 2015 por 193 países. El compromiso fija un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global muy por debajo de los 2º C.

“A fin de cumplir mi solemne deber de proteger a América y sus ciudadanos, EE.UU. se retirará del Acuerdo de París, pero empezará negociaciones para volver al Acuerdo o a una nueva transacción en términos que sean justos”, dijo Trump. La decisión del mandatario norteamericano deja a Estados Unidos en compañía de Siria y Nicaragua, las otras dos naciones que no aceptaron el tratado.

Expertos internacionales calculan que la salida estadounidense del pacto global supondría la emisión de cerca de 3.000 millones de toneladas (Tn) de dióxido de carbono (CO2) extra cada año, lo que se traduciría en un aumento de la temperatura global de entre 0,1 y 0,3 grados centígrados antes de final de siglo.

El mundo reaccionó ante esta medida. La canciller alemana Angela Merkel, de reciente paso por la Argentina, declaró que la decisión de Trump “no puede ni debe detener a todos los que nos sentimos obligados a proteger esta Tierra”. La líder agregó que la Unión Europea (UE), China y el resto del mundo juntarán “todas sus fuerzas para enfrentarnos con éxito a los grandes retos para la humanidad, como lo es el cambio climático”. Doctora en Físico-química, Merkel añadió: “A todos aquellos a los que les importa el futuro del planeta, les digo: ‘Continuemos juntos en este camino para ser exitosos en pro de la Madre Tierra’”.

En el ámbito local, Carlos Gentile, subsecretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, admitió que si bien se sabía que algo así podía pasar, se tenía la esperanza de que no sucediera. “Ante el hecho consumado, el cual lamentamos, nos sumamos a una reacción generalizada de ratificar nuestro compromiso para combatir el calentamiento global”, expresó.

Lo cierto es que la fecha exacta en la que EE.UU. podría abandonar el Acuerdo de Paris sería el 4 de noviembre de 2020, justo un día después de las próximas elecciones presidenciales. En definitiva, el ratificar o rectificar la controvertida determinación de Trump quedará -después de todo- en las manos de los electores.