Cristian Pérez: “Para Coca-Cola, el agua es mucho más que un ingrediente de sus productos”

Cristian Pérez Gerente de Asuntos Públicos Coca-Cola

La gestión hídrica posee una extrema importancia para la firma líder en venta de bebidas en el mundo, que ya reabastece a la naturaleza un 100% del agua que consume. Según Cristian Pérez, gerente de Asuntos Públicos de Coca-Cola de Argentina, ese objetivo se cumplió -tanto a nivel global como local- cinco años antes de lo previsto.

Coca-Cola y sus embotelladores globales -en conjunto, el Sistema Coca-Cola- anunciaron que alcanzaron el objetivo de reabastecer a la naturaleza y las comunidades el equivalente a la cantidad de agua utilizada en sus ventas a escala global. Así, Coca-Cola se convirtió en la primera empresa de las Fortune 500 en anunciar públicamente haber cumplido un objetivo de devolución de agua tan contundente.

Además, el Sistema Coca-Cola anunció un significativo progreso en su objetivo de uso eficiente del agua, ya que mejoró su nivel de eficacia en un 2,5% acumulativo desde 2014 hasta 2015, lo que resultó en un 27% de mejora desde 2004.

En base a una evaluación del uso del recurso hídrico validado por las consultoras LimnoTech y Deloitte, realizado en conjunto con The Nature Conservancy (TNC), el Sistema Coca-Cola devolvió un estimado de 191.900 millones litros de agua a la naturaleza y a las comunidades en 2015, lo que equivale al 115% del agua usada en las bebidas de Coca-Cola. Y lo hizo mediante proyectos comunitarios de agua.

Para conocer más sobre estos logros dialogamos con Cristian Pérez, gerente de Asuntos Públicos de Coca-Cola de Argentina, quien destacó el aporte realizado por la organización a nivel local.

¿Cómo surgió la idea de reabastecer la totalidad del agua que utiliza la compañía?, preguntamos a Pérez.

Desde Coca-Cola creemos que el agua es mucho más que un ingrediente esencial de nuestras bebidas o un insumo en la producción de ingredientes agrícolas de los cuales dependemos: constituye una prioridad, un recurso vital para la vida, la salud y la prosperidad económica de las comunidades.

En este contexto, Coca-Cola fue una de las multinacionales pioneras en comprometerse seriamente con el cuidado del agua. Desde hace años lleva adelante políticas corporativas que persiguen dos objetivos esenciales: reducir la cantidad de agua utilizada en la producción de las bebidas y tratar los efluentes empleados en el proceso productivo para ser devueltos a la naturaleza en condiciones que sustenten la vida acuática.

Fue así que nos propusimos la meta de reabastecer el total del agua que utilizamos en la elaboración de nuestros productos y procesos productivos para el año 2020, objetivo que alcanzamos en 2015 en la Argentina y en el mundo, cinco años antes de lo previsto. Con este logro, Coca-Cola se transformó en la primera compañía del ranking Fortune 500 en alcanzar un hito de reabastecimiento de agua de gran magnitud.

El cumplimiento de este objetivo nos motiva a renovar cada día nuestro compromiso de generar una huella positiva en las comunidades.

¿Qué representa haber cumplido tan ambiciosa meta?

El cumplimiento de una meta de semejante escala representa un enorme orgullo para Coca-Cola y para nuestros socios embotelladores. Un objetivo que comenzó como aspiración en 2007 es hoy una realidad y un hito mundial que planeamos mantener a medida que nuestro negocio crece.

Tenemos la satisfacción de saber que cada vez que una persona toma un producto de Coca-Cola, puede tener la confianza de que nuestra compañía y nuestros socios embotelladores están comprometidos con el uso responsable del agua, hoy y mañana.

Somos plenamente conscientes de que nuestro trabajo vinculado con la gestión del agua no ha terminado y seguimos enfocados en la exploración de los próximos pasos para avanzar en nuestros programas de agua y rendimiento.

¿Quiénes los apoyaron y a qué actores involucraron en la materialización de esta propuesta?

El reabastecimiento del 100% agua que utilizamos a nivel global se alcanzó a través de más de 500 proyectos que transformaron y brindaron mejores oportunidades en más de 100 países. Trabajamos en un formato que denominamos “Triángulo de Oro”, en donde la asociación empresarial, la sociedad civil y el Gobierno trabajan en forma mancomunada para maximizar el impacto de los proyectos.

En la Argentina, las iniciativas fueron posibles gracias a alianzas estratégicas con las organizaciones expertas de mayor reconocimiento del mundo, entre ellas: The Nature Conservancy, Water for people, Millenium Water Alliance, ProNatura, Fundación Avina, ONU-Hábitat, Fundación Vida Silvestre (WWF) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Junto con estas entidades trabajamos con un profundo compromiso para llevar adelante programas de conservación, acceso a agua segura y recupero de agua de lluvia en comunidades de todo el país.

¿Cuál fue el aporte específico de Coca-Cola de Argentina en este logro global?

En Coca-Cola de Argentina las políticas delineadas a nivel global tienen su correlato en acciones concretas que impactan positivamente en la naturaleza y en las comunidades donde operamos. Como explicaba, trabajamos en conjunto con el sector público y organizaciones no gubernamentales (ONGs) expertas en medio ambiente en proyectos de alto impacto.

Por ejemplo, este año celebramos los 10 años del Concurso de Agua, una iniciativa que llevamos adelante en conjunto con la Fundación Vida Silvestre en sintonía con nuestra misión de dejar una huella positiva en las comunidades donde desarrollamos nuestras operaciones.

Con el Concurso de Agua brindamos apoyo a organizaciones civiles sin fines de lucro para llevar adelante proyectos vinculados con el manejo, la conservación y la restauración de humedales naturales, uso sustentable y acceso al agua. Hemos financiado con más de 3 millones de pesos a 21 proyectos que beneficiaron de manera directa a más de 86.000 personas y a otras 25.000 indirectamente en más de 10 provincias de la Argentina.

Además trabajamos junto con Proyecto Agua Segura en la prevención de enfermedades transmitidas por el agua llevando filtros de alta tecnología y educación sobre hábitos de higiene a comunidades vulnerables de la Argentina.

Iniciativas como estas son nuestra vía para cristalizar nuestros compromisos y visión ética en acciones concretas que nos permiten continuar trabajando para crear valor ambiental, social y económico.

¿Cuáles son los pasos a seguir de la compañía en materia de cuidado ambiental y sustentabilidad?

Continuamos trabajando en proyectos en cada uno de los tres pilares que conforman nuestra estrategia de sustentabilidad: Bienestar, Comunidad y Medio Ambiente.

Particularmente para promover el cuidado del medio ambiente, además de nuestro fuerte compromiso con el cuidado del agua, desde Coca-Cola nos proponemos utilizar cada vez menos materia prima virgen, reutilizando cada vez más nuestros envases. Nuestro objetivo es que los envases sean percibidos como un recurso valioso para el futuro en lugar de un residuo. En ese sentido, continuamos trabajando en base a nuestros ejes de reducir e innovar, reciclar y reutilizar.

Adicionalmente, apuntamos a lograr la mejor combinación de fuentes de energía, continuar incorporando mejoras en la eficiencia energética de nuestros procesos de producción y distribución para reducir la huella de carbono y afrontar los desafíos que representa el cambio climático.