Confirman la eficiencia de los paneles instalados en Base Marambio

B.MARAMBIO

Un convenio entre la Dirección General de Investigación y Desarrollo de la Fuerza Aérea Argentina y el Consorcio público-privado IRESUD –del cual la CNEA toma parte desde su inicio– hizo posible la instalación de ocho paneles fotovoltaicos interconectados a la red eléctrica de la Base Antártica Marambio que se encuentran operativos desde diciembre de 2014.

Marambio es la mayor de las bases que posee nuestro país en la Antártida. Está ubicada en una pequeña meseta a 200 metros de altura sobre el nivel del mar, apenas encima del Círculo Polar Antártico. Por sus condiciones climáticas (las temperaturas allí llegan fácilmente a los 30 grados bajo cero con vientos de 120 km/h) se podría pensar que no es un buen lugar para colocar paneles solares fotovoltaicos.

En el marco de la Campaña Antártica de Verano 2017 – 2018 se realizarán verificaciones de rutina del funcionamiento de toda la instalación como parte de las actividades del Plan de Apoyo a la Actividad Antártica de la Fuerza Aérea Argentina a través de su Dirección General de Investigación y Desarrollo (DGID).